Guía didáctica

Con esta breve guía pretendemos orientar a los docentes en la utilización de la actividad ¡OPINA! en las aulas y demás centros.

Si tienes algún comentario o pregunta acerca de estas sugerencias puedes escribirnos.

Objetivos

El objetivo que se pretende alcanzar con esta actividad inscrita en la iniciativa INTERNETamiga consiste en provocar una reflexión entre los adolescentes sobre los derechos que les son prioritarios en el nuevo contexto de la Red, puestos en relación con la Convención de los Derechos del Niño (CDN) que cumple en 2009 su vigésimo aniversario.

Esta reflexión adquiere la forma de votación y formulación de propuestas que, en definitiva, actividad que puede suponer, sn sí mismo y de ser tomadas en cuenta, una forma de dar cumplimiento a uno de los derechos expresados en la CDN: tener voz y ser considerada en cuando a las decisiones que les afectan de manera específica.

El resultado, punto de partida para otras acciones, adquirirá dos formatos:

Los ciberderechos de la infancia y la adolescencia

En el año en que se celebra el vigésimo aniversario de la Convención de los Derechos del Niño (CDN) cabe la oportunidad de hacer una reflexión sobre los nuevos retos y oportunidades que se plantean para la infancia y la adolescencia, no tanto por el tiempo transcurrido, sino por los vertiginosos cambios sociológicos que se han venido dando, en especial, en el último lustro, con la irrupción de las llamadas TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación).

Es obvio que, en esencia, poco o nada se puede añadir a lo expresado en la CDN. Sin embargo, merece la pena pensar qué nuevos condicionantes y agentes aparecen en esta labor de defensa de la infancia en el contexto actual.

Reacciones en materia de protección de la infancia ante el efecto TIC

Existen iniciativas que ya recogen ciertos matices sensibles a las TIC en sus propuestas. Como no podía ser de otra manera, primero fue Unicef, que en Febrero de 2004, en el marco de la celebración del Día Internacional para una Internet Segura, planteó los e-derechos de los niños y las niñas, quizás más a efectos simbólicos que operativos.

De manera más difusa, diferentes disposiciones normativas relativas a la protección de la infancia que se han ido actualizando recogen apartados aunque, por lo general, un tanto inconcretos y acotados.

Otra iniciativa meritoria que cabe señalar, por específica e innovadora, es el llamado Decreto del Menor de Andalucía, España, que fechado en Febrero de 2007, tiene como título Decreto de de Protección del Menor en el Uso de Internet y las Nuevas Tecnologías.

Por una Internet más segura

Las instancias europeas han tomado un decidido papel por una Internet más segura, en especial para los menores. En 1999 iniciaron el Safer Internet Action Plan, relevado en 2004 hasta el pasado año por el Programa Safer Internet Plus que, a su vez, acaba de tomar un nuevo impulso para el período 2009-2013.

Es revelador señalar cómo las líneas prioritarias de actuación han ido desplazando su foco de atención. Así, los sistemas de filtrado o de etiquetado de contenidos tan promovidos en los primeros tiempos han quedado relegados a un segundo plano en la medida en que los contenidos son más audiovisuales (esto es, no evaluables automáticamente) y los usuarios se han constituido en creadores profusos e independientes de contenidos. Sin embargo, lo que se ha mantenido constante es el impulso de la autorregulación por parte de la industria y la necesidad de enfatizar la sensibilización y la formación de los menores y sus adultos responsables. En la actualidad, la telefonía móvil va adquiriendo más peso en el ciberespacio y son el ciberbullying y el grooming dos problemas con nombre propio.

Esta evolución en tan sólo una década nos permite sacar algunas conclusiones tan evidentes como inmediatas:

Las TIC como oportunidad de promoción y participación

No hay que olvidar que las TIC suponen una gran oportunidad para la infancia y la adolescencia. En muchos casos, un adecuado uso de las mismas puede implicar ingentes beneficios para su desarrollo. Por otro lado, dada la importancia de los nuevos usos sociales de las TIC y de las competencias digitales, se puede hablar sin ningún tipo de duda de "el poder de la infancia en Red". Niños y adolescentes copan muchos de los usos y aplicaciones más relevantes de la Red y, lo que es más, con sus preferencias marcan el desarrollo de la misma. Valga mencionar recientes experiencias donde la colectividad de usuarios, muchos menores de edad, ha hecho cambiar condiciones de uso de, por ejemplo, redes sociales sin más que hacer un frente común. Así pues, promoción y participación son dos aportaciones valiosísimas de las TIC para la infancia.

¿Cuáles son los nuevos retos?

En síntesis, y de manera simplificada, podríamos decir que en Internet niños y adolescentes se enfrentan a estas situaciones:

Todo ello hay que considerarlo teniendo en cuenta que nunca antes los menores de edad habían estado expuestos a interacciones tan abundantes e inmediatas con tal grado de anonimato y falta de supervisión efectiva, tanto en los países más desarrollados como en los que no lo son tanto.

¿Qué nuevas dificultades se presentan en la protección del menor?

De todo esto cabe deducir que los derechos de la infancia y la adolescencia necesitan, en la sociedad actual, una revisión que, en primer lugar, analice las nuevas formas en que se ven comprometidos y, en segundo lugar, identifique las mediadas (educativas, legislativas... ) que garanticen su más efectivo cumplimiento. De otra manera, seguiremos asistiendo a situaciones absurdas de adultos que quedan libres de cargos en casos de acecho a menores a través de Internet (hasta hace poco en países como Chile) o de menores encausados por pornografía infantil cuando en sus terminales móviles guardaban, imprudente pero inconscientemente, alguna imagen subida de todo de personas de su edad (actualidad hoy en día en Estados Unidos).

Dinámica en el aula

Los siguientes pasos constituyen una propuesta de ejemplo sobre cómo poner en práctica la actividad en el aula o en el contexto en que se desarrolle. Todos estos pasos requieren del uso de un ordenador conectado a Internet para que el/la docente o dinamizador/a presente las diferentes páginas y de un ordenador por cada grupo o alumno/a que vaya a realizar la actividad:

Recursos

Dispones también de enlaces interesantes en el apartado Saber más de esta actividad.